Historia del club

En el verano del año 1969 un grupo de amigos compraba un balón de rugby y así nacía el Rugby Club Irún. Manuel Mari Oscoz, que había jugado un año en el desaparecido Centauro de San Sebastián, enseñaba al resto lo poco que sabía y la playa de Hondarribia se convirtió en el lugar para sus primeros entrenamientos. Al llegar el otoño, empezaban a competir en la liga regional.

La historia del Rugby Club Irún siempre va acompañada de numerosos traslados al que ha sido obligado. En sus inicios jugaba los partidos en el campo cuartel de Ventas (era la primera vez que un equipo civil usaba instalaciones militares), pero no estaba homologado para partidos de Primera Nacional, así que cuando se ascendió, el Rugby Club Irún tuvo que jugar en las instalaciones de Landare Toki en Hernani.

Como desde el ayuntamiento, la construcción de un campo de rugby no era prioritaria, el Rugby Club Irún tuvo que buscarse por su cuenta un lugar en el que disputar sus partidos en Irún. Lo intentó en los terrenos de la Ikastola Txingudi, en el poblado de Urdanibia y durante muchos años en el actual campo de fútbol de San José Obrero en Larreaundi. El terreno de Larreaundi era una escombrera perteneciente a la parroquia y de un constructor con el que se llegó a un acuerdo para construir un campo de rugby. Los propios jugadores fueron los que levantaron el campo. Después de unos años, en 1983, el ayuntamiento construye en Plaiaundi las instalaciones que actualmente son casa del Rugby Club Irún.

Desde 1994 estamos pendientes de un nuevo traslado dado que nuestras instalaciones se encuentran en un Parque Ecológico protegido.

En el año 2015, en asamblea extraordinaria el Rugby Club Irún decide cambiar de nombre pasándose a llamar Txingudi Rugby Club Irún-Hondarribia. El objetivo principal de este cambio fue ampliar su influencia en toda la comarca ya que desde su fundación como club los equipos siempre han estado formados por jugadores de Irún y Hondarribia. Hoy en día también tenemos jugadores de otras ciudades vecinas como Oiartzun o Errenteria.

El objetivo del Club siempre ha sido intentar tener su equipo senior en la máxima categoría, y que esto sirva de referencia para el resto de categorías base, aficionados y patrocinadores, pero nuestras mayores ilusiones y esperanzas han estado siempre depositadas en nuestra escuela de Rugby. Ya que estos niños y niñas que forman los equipos de las categorías base son el futuro del club y el Rugby en la comarca del Bidasoa.